domingo, diciembre 13, 2015

Colombia: Los dolores del pueblo barí

Retomando el blog. En esta oportunidad les traemos este artículo publicado en El Espectador. Es la típica narración de lo que vive y padece un indígena cuando requiere atención médica y es una constante aplicable a todos los pueblos indígenas de América Latina. Primero describiendo el difícil acceso a la zona. Los párrafos más emblemáticos del artículo:
La muerte por desnutrición el pasado mes de julio de dos niños de tres y cinco años y la de un joven de 18 por tuberculosis, una enfermedad ya erradicada, es la evidencia que presentan con indignación los caciques, quienes decidieron permitirnos el acceso a esa comunidad para que se comprobara la forma como lentamente se están muriendo de hambre y otros males.
Los barís no conocen de reclamos, no les interesan las estadísticas ni reportan muertes y pasan a enterrar sus muertos en medio de sus pompas tradicionales.
"nunca vienen los médicos, mando notas (al hospital de Convención) para que vengan a ver a los enfermos de tuberculosis y leishmaniasis, nos prometen la visita de los médicos y no nos cumplen"
Ashidora Astacayara, líder de la etnia, reconoce que, ante el silencio de la medicina moderna, la comunidad barí sigue apelando a su medicina tradicional con sus ritos ancestrales y rezos como única opción para proteger la salud de cada uno de sus miembros.
Alumbrados solo por el relámpago del Catatumbo, los barís siguen esperando que el Estado les agilice una cita con el médico que ha tardado un cuarto de siglo en llegar.

Los barís se encuentran en territorio colombiano y venezolano y comparten una desatención muy similar, a pesar de vivir en dos modelos económicos diferentes.

Fuente: El Espectador.

Archivo del Blog