domingo, febrero 07, 2016

Burocracia indígena

Desde que los hermanos y hermanas indígenas se han integrado a la vida política, social y laboral de las ciudades o en las capitales, han estado inmersos en nuevos usos y costumbres. Ahora hay horarios, salarios, jefes, rutinas, papeleos, normas, leyes, jerarquías e infinidad de cosas relacionadas al mundo de los criollos. Esto comienza a ser un problema cuando el indígena comienza a olvidar los propios para asumir nuevas conductas. Esos valores inculcados por los ancianos y ancianas sobre la honestidad, la solidaridad, el respeto y el honor deben seguir con la persona. La cosa se agrava si esta persona, que ha perdido esos valores, le asignan tareas supervisorias sobre sus compañeros de trabajo. Ese modelaje que un supervisor en el mundo no indígena debe hacer se ve entorpecido por indígenas que han asumido comportamientos que no son propios de su pueblo.
Siempre he mencionado que el alcoholismo, la drogadicción y la perversión sexual son armas de colonización. Tenerlas y llevarlas al trabajo y ponerlas en práctica y, de paso, "modelar" con ellas es lo peor que puede ocurrir en la administración pública en el sector salud. Y cuando la hacen indígenas arraiga más el estigma social.
"El indio borracho e impuntual", "la india promiscua", son etiquetas que han existido y que debemos erradicar a toda costa.
Luego de estas conductas malsanas se suma olvidar su esencia indígena por la burocracia que tienen los hospitales y centros de salud. Las fronteras mentales que creamos los trabajadores de la salud conm respecto a las jerarquías y las normas se imponen en el esquema cultural donde todos somos iguales, pero hay diálogo con derecho. Si se nombra a alguien para una labor supervisoria no debe imponer cosas sin el debido conversar con sus hermanos y hermanas. Eso que ya mencioné: honestidad, solidaridad, respeto y honor, aprendido de sus abuelos y padres.
Cada situación es diferente según el pueblo indígena que se trate, pero debe ser interesante estudiar antropológicamente el cambio cuando se asumen estos roles. Ya lo habíamos comentado cuando se habla del tema educativo con el proyecto Cacique Nigale.
El mensaje: no olvidar sus valores inculcados por los viejos, los buenos valores, tan necesarios en este mundo que tenemos. Luchar contra esa burocracia día a día sin descanso para lo grar que sus hermanos y hermanas logren la salud.

Imagen: Prensa Hospital Universitario de Maracaibo.

Argentina: Pueblos originarios de Jujuy discuten políticas de salud con funcionarios provinciales

Es gratificante cuando pueblos indígenas y autoridades se reúnen para discutir problemas de salud, de igual a igual. Nunca imponiendo una visión sino articulando. En este caso, en la provincia de Jujuy al norte de Argentina.
"Se presentaron metodologías de trabajo tendientes a la articulación intersectorial e intercultural en pos de lograr un servicio de salud adecuado de cara a las problemáticas y demandas de las comunidades aborígenes. Los Pueblos Indígenas de Jujuy expusieron las necesidades y propuestas. Principalmente se abordaron temas como recursos humanos, infraestructura y equipamiento, servicios de salud, participación comunitaria en salud y la situación actual del Programa de Salud con Pueblos Indígenas".
"..este primer encuentro permitió delinear estrategias futuras para trabajar en conjunto, reafirmar el compromiso sanitario con ellos y fundar las bases para nuevos encuentros".
“El recurso humano fue el item central y un punto que nos pareció muy importante es el de aquellos agentes sanitarios aborígenes que han sido nombrados o que fueron elegidos para cubrir un sector, pero con el nombramiento, fueron removidos de sus lugares y llevados a otros”.
“Queremos regularizar esa situación para que, aquellos que sean realmente agentes sanitarios del lugar, trabajen donde les corresponde”.
Se lee que al referirse al personal se nombra agentes de salud que ha sido una herramienta para llevar salud a estas poblaciones. A futuro está formar médicos, médicas, personal de enfermería, laboratorio, nutricionistas y dentistas, por poner algunas de las áreas de la salud. Indígenas que se formen y vuelvan a sus comunidades.

Fuente: Jujuy Al Día

sábado, febrero 06, 2016

Rigoberta Menchú, Nobel de la Paz, estuvo enj La Guajira colombiana

En el marco de la toma de posesión de la nueva gobernadora del departamento de La Guajira, visitó la premio nobel de la Paz guatemalteca Rigoberta Menchú, conocida por su lucha por los derechos del pueblo maya en su país. Lo que más llama la atención a este acto es que también estuvo el expresidente Álvaro Uribe, muy conocido por ser exactamente lo contrario. Muchos indígenas murieron en su gestión debido a ataque de paramilitares. Pero estuvo acompañada por la senadora Piedad Córdoba, otra luchadora por los derechos de los pueblos afrodescendientes.
Extracto: "Menchú aprovechó para rendirle un homenaje a todos los niños indígenas que han muerto de hambre y han vivido la desnutrición crónica en La Guajira. “En memoria de ellos, podemos hacer algo para cuidar la salud integral de las generaciones futuras”, anotó.
La gobernadora de este departamento, Oneida Pinto Pérez, pidió ayuda internacional para solucionar el tema del agua.
“Sin duda alguna, ahí comenzamos a combatir la desnutrición”, aseguró. Este clamor se produce luego de conocerse la muerte de una menor wayú de 11 meses, por desnutrición, en una clínica de Barranquilla, luego de ser atendida durante 10 días.

Fuente: El Tiempo.  
 
 

Más de 800 personas de la comunidad indígena Japreira son beneficiadas con jornada médica integral

He aquí una nueva manifestación de lo que no debe hacerse en todo país que se precie de tener programas dirigidos a fortalecer a sus pueblos y comunidades indígenas. Repetimos una vez más que se deben eliminar las jornadas y profundizar los programas, ya que los programas son más estructurales en atacar los problemas. Las jornadas son espasmódicas, políticas, coyunturales y fenecen dejando sólo un vago recuerdo. 
Y para esta etnia, que muy poca gente conoce, estaría violando el respeto, atendiendo a lo que recomienda la OIT en el convenio 169. También la gaceta donde se oficializan los SAOI.
Extracto:
Estas jornadas se estarán realizando todas las semanas con el propósito de atender a toda la población, “desde nuestra institución ha sido constante la atención en materia de salud a las comunidades, además de la atención integral realizamos asistencia ginecológica de esta manera ayudamos a prevenir muchas enfermedades”.

Fuente: Noticia al día

Venezuela: Nuestras comunidades indígenas, en el olvido y abandono

Artículo publicado en El Nacional muestra algunas frases:
"En cuanto a salud, los casos de tuberculosis son muchos, así como las diarreas, infecciones respiratorias y lesiones de la piel. No obstante, es muy alarmante la detección de casos de sida en varias comunidades. Se han registrado 56 casos confirmados por diagnóstico serológico, de los cuales han fallecido algunos. En relación con esta situación que se torna dramática, el poco personal que trabaja en salud no tiene los recursos para la detección de muchos casos que pudieran ser positivos, hay un gran subregistro. Se dispone de medicamentos antirretrovirales, pero algunos se niegan a cumplir el tratamiento, ya que la cultura y creencias privan al respecto.
Solo hay dos hospitales tipo I, ubicados en San Francisco de Guayo y Nabasanuka, municipio Antonio Díaz, que se encuentran aproximadamente a seis horas en lancha de la capital, por supuesto, con las mínimas condiciones para la atención: escasez de personal médico e insumos. Algunos indígenas llegan a trasladarse al hospital de Tucupita, también en precarias condiciones, pero el medio de transporte fundamentalmente es por vía fluvial y en muchas ocasiones complicado, y no cuentan con una ambulancia fluvial".
Este es un apartado para el pueblo warao que está actualmente en la cumbre de la desidia. Ni siquiera sus miembros políticos quienes están en poder de decisión se han hecho eco o hacen alguna gestión.
Retrocedemos como país en nuestra deuda ancestral, luego de que dimos tantos pasos hacia adelante y somos ejemplo en materia de derechos de pueblos indígenas.

Fuente: El Nacional.

sábado, enero 23, 2016

Comunidad indígena kariña solicita creación de SAOI en Hospital de Punta de Mata

En una nota del diario 2001 sale esta nota, muy interesante, ya que la experiencia de los SAOI (Servicio de Atención y Orientación al Paciente Indígena) y sus aspectos positivos le han añadido el rango de necesidad comopolítica de salud para transversalizar la interculturalidad en la atención de los pueblos y comunidades indígenas. Si en un hospital o centro de salud se atiende población indígena se deben aplicar estrategias con pertinencia cultural. Los SAOI no son para discriminar unos u otros: indígenas y no indígenas, sino para aplicar estas estrategias. Los SAOI establecen una alianza entre la cultura indígena, que es rica, y la cultura médica, con sensibilidad.
No se debe, entonces, equivocar el enfoque. ¿Los médicos necesitan que les apoyen a mejorar vla atención de indígenas? ¿Los y las indígenas necesitan que les entiendan mejor? este tipo de interrogantes debe ser uno de los puntos de inicio para mejorar este diálogo.
"Esta oficina permitirá reforzar el servicio médico que se le brinda a la población con un personal indígena capacitado que pueda orientar a las comunidades acerca de los programas de salud impulsados por el gobierno bolivariano".

Fuente: 2011

Mujeres embarazadas, víctimas comunes de la negligencia médica en México

Acerca del tema de mortalidad materna e infantil, la cual es sumamente elevada al tomar en cuenta la variable Etnia, acá otro reportaje de RT. Es como un resumen de esos hechos que hemos comentado en otros posts, con las negligencias y los fallecimientos, todo aderezado con el factor discriminación. Autoridades dictaminan, se hacen recomendaciones, castigo, justicia, etc., pero la situación sigue.
"Un informe presentado en 2015 por el Grupo de Información en Reproducción Elegida señala que las quejas presentadas en México por violaciones a los derechos humanos cometidas contra mujeres embarazadas, lo que denominan "violencia obstétrica", han llegado a casi 300 en tan solo un año y medio".
 ""Y eso también nos demuestra temas de violencia institucional que son bien interesantes porque normalmente todas estas faltas de negligencia médica, sobre todo en temas de servicios de salud materna, se ven como responsabilidad de un solo individuo. Pero cuando hablas de que estas instalaciones no tienen los servicios adecuados, no tienen el personal adecuado, también puedes hablar de una violencia institucional que el propio sistema está generando contra las mujeres".

Fuente: RT

Chile: Seremi de Salud abogó por una atención de salud con pertinencia cultural en Trawun de Paillaco

La Secretaría Regional Ministerial (Seremi), las autoridades regionales y la comunidad indígena mapuche en la comuna de Paillaco iniciaron la consulta sobre el proyecto de reglamento que establece que los y las indígenas puedan recibir atención médica con pertinencia cultural.
La nota de Sur Actual refiere
La autoridad sanitaria señaló que el nuevo reglamento establece “que los sistemas de salud se van a hacer cargo además de la salud, respetando la identidad de cada pueblo, la forma y los valores que tienen, respetando su cosmovisión".
"Esta normativa propone una reformulación del modelo de atención en salud, que busca corregir aquellos programas estandarizados que no toman en cuenta las particularidades o las identidades locales, con lo que aspiramos a mejorar el acceso y calidad de la atención de salud de la población indígena".
"Lo más importante es que haya participación en la elaboración y la metodología con que se aborda en cada comuna".
"Las propuestas generadas en reuniones comunitarias giraron en torno a los contenidos de proyecto de reglamento, destacando los siguientes temas: capacitación y sensibilización a funcionarios, médicos y administradores de los sistemas de salud, mayor información a los pacientes relativa a los tratamientos que reciben, contar con facilitadores en cada hospital, centros de salud familiar o consultorios y postas rurales, respeto al derecho de las personas mapuche hospitalizadas a usar lawenes en tratamientos indicados, organización del espacio de atención mapuche y la existencia de una lawentuchefe en Paillaco".

Fuente: Sur Actual. 

lunes, enero 11, 2016

México: CNDH emite recomendación a IMSS por violencia obstétrica e institucional contra mujer indígena

Esto es lo que se llama Judicialización de la medicina, un tema que está muy en boga en los sistemas de salud del continente y del mundo. Es un poco para hacer cumplir la justicia y la equidad a la hora de brindar atención, en este caso a los pueblos y comunidades indígenas.
Violencia obstétrica ya tiene que ver con la agresión física, verbal y emocional, por malpraxis o negligencia, que repercute en la pérdida de la vida de la madre y/o del producto. En nuestro país, ese "ruleteo" al que se ve sometida nuestras mujeres indígenas se puede considerar como violencia obstétrica y es un tema que deben abordar las instancias correspondientes, Salud, Pueblos Indígenas, Defensoría.
En 2 estancias médicas de Ensenada, Baja California (BC), pertenecientes al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hubo violencia obstétrica e institucional en contra de una mujer indígena de 18 años, quien por la inadecuada atención médica perdió a su recién nacido en 2014, por tal hecho la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación (50/2015) para el instituto de salud gubernamental.
La CNDH exige una reparación integral del daño, que incluye una indemnización, atención médica y psicológica, así como la inscripción de la madre y el padre en el Registro Nacional de Víctimas para que tengan acceso al  Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral.

Fuente: Revolución Tres Punto Cero

Paraguay: Referentes indígenas piden definiciones al Gobierno sobre la continuidad de Rodolfo Sobko en la Dirección de Salud Indígena

Una golondrina no hace verano. En esta nota del portal Diario Chaco hace referencia a un médico que tiene más de 40 años trabajando en esta importante región indígena de Paraguay, Argentina y Brasil. Como dice la nota: "comenzó a contactarse con las comunidades qom en 1972, hace 43 años, y más adelante, en 1995 y en 2007, con las naciones wichí y mocoví respectivamente. Durante los últimos años fue el principal impulsor de la ley de carrera sanitaria para indígenas y peleó por la jerarquización del área tanto normativamente como a través de la implementación de programas y asignación presupuestaria".
"Conoce las particularidades culturales y antropológicas de las comunidades. Sabe que algunos médicos indígenas realizan rituales ancestrales con la misma facilidad con que están en condiciones de operar a un paciente; sabe que los distintos dialectos dentro de la nación qom exigen la intervención no ya de traductores sino de intérpretes; explica que cada hospital y centro de salud necesita de esos efectores indígenas (hombres y mujeres), pero también los poblados y parajes más inhóspitos, y que por distintas razones en lugar de ampliarse la nómina, se reduce constantemente".
La burocracia gubernamental que es como una enfermedad en nuestra Latinoamérica, tan peligrosa como epidémica a veces, lo sacó de sus funciones. Las comunidades reclaman, pero esta vez no en su cargo sino crear una Subsecretaría de Salud Indígena. Conociendo el impacto en salud y epidemiología que tienen los pueblos indígenas se impone esta decisión. Hay que escuchar a estos hermanos y hermanas. Pero también les acosejamos insistir en la formación y capacitación de su gente en los diferentes campos de la salud: médicos, enfermería, laboratorio, etc.

Fuente: Diario Chaco.


CIEV advierte que epidemia de Sida también está matando indígenas waraos en Guayana

Para la nueva ministra y su directorio, en la parte de salud indígena institucional, les dejo este post de Correo del Caroní sobre la situación que se viene presentando en territorio warao, yekuana y sanema. En este caso, de Cambalache, este poblado o asentamiento indígena que, aún no entendemos, cómo no se ha abordado sanitariamente, estructuralmente.
Alejandro Lanz (CIEV): “Según me informaron, ya ha habido varios fallecidos de las comunidades Yek´wana y Sanema, y se teme que el número de contagiados sea aún más grande porque el origen de la incursión del VIH en las comunidades sigue estando presente y creciendo: La Minería ilegal”.
“El Sida en las comunidades indígenas es muy grave, sobretodo porque ellos no están conscientes de la gravedad de esta enfermedad (…) en la mayoría de los casos, piensan que los fallecidos han muerto por una diarrea crónica, altas fiebres con mareos y debilidad general”.
“Los waraos no llaman al VIH-sida por su nombre sino por los síntomas que experimentan, y solo advierten la fulminante presencia de la enfermedad cuando el cuerpo comienza a descomponerse”.
Ilvia Rosa: “Buena parte de los warao que van a Cambalache regresan con VIH. Es el caso de una joven que estaba hospitalizada. Ahora tiene un hijo de seis meses, también infectado, y su esposo se quedó viviendo en Bolívar: (…) Viene, se busca otra mujer y la infecta”.
Puntualmente en Delta Amacuro, los especialistas se alarmaron porque 9,55% de los habitantes de ocho comunidades estudiadas habían contraído el virus. La más alta prevalencia en el mundo corresponde hasta ahora a una región lejana: el África subsahariana, con 5% de su población.
“Para colmo de males, los médicos han advertido que los nuevos portadores del virus en el pueblo warao llevan en la sangre una variante más agresiva que los está matando en menos de cinco años y ningún ente está garantizando que puedan acceder al tratamiento”.

Fuente: Correo del Caroní.

CIDH dicta medidas cautelares por desnutrición de niños wayúu

El tema de las muertes infantiles y la desnutrición en La Guajira colombiana que ya hemos comentado. En esta nota del portal Entorno Inteligente, tomada de El Tiempo, señala:
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó medidas cautelares en protección de niños y adolescentes de las comunidades wayúu de los municipios de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao, en el departamento de La Guajira. La decisión se basa, según la CIDH, en que los cobijados con estas medidas estarían en riesgo de salud por desnutrición y por la presunta falta de acceso al agua, situación por la que, señala la Comisión, se habría causado la muerte a 4.770 niños de esa comunidad indígena durante ocho años.
“En particular, se solicitó asegurar la disponibilidad, accesibilidad y calidad de los servicios de salud, con un enfoque integral y culturalmente adecuado, con el fin de atender la desnutrición infantil, así como tomar medidas inmediatas para que las comunidades beneficiarias puedan tener, a la brevedad posible, acceso al agua potable y a alimentos en calidad y cantidad suficientes”.

Fuente: Entorno Inteligente

Tiene rostro indígena el SIDA en Oaxaca

Este es un post publicado en el portal NoticiasNet de México relatando el drama indígena y el VIH-SIDA. Ya lo hemos comentado en otras oportunidades, pero es una situación de junca acabar. Antes podíamos decir que la pobreza y "ciertas enfermedades" estaban asociadas a los indígenas. Ahora la mortalidad materno-infantil y el VIH están dando ruido.
3 mil 360 Personas viven con VIH. 25 Nuevos seropositivos diagnosticados del 1 de enero al 6 de agosto de 2015. 43 De los casos son de los Valles Centrales. En Oaxaca, el VIH Sida tiene rostro indígena.
"Hay personas que incluso no hablan español, de ahí la importancia de ofrecer esta información de prevención en las lenguas originarias".
"La respuesta al VIH y Sida en Oaxaca, como en el resto del país, se sustenta en el fortalecimiento de las políticas de prevención que incluyen la educación sexual, los métodos para evitar la transmisión del virus -el uso correcto del condón-, el acceso universal a los medicamentos antirretrovirales y el combate al estigma y la discriminación asociados a este padecimiento".
"para llevar a cabo este programa se contó con la colaboración de lingüistas para la traducción de mensajes alusivos a la información básica y vías de transmisión del VIH, el uso correcto del condón masculino y la importancia de ejercer una sexualidad responsable y compartida".

Epidemiólogos, pensad en esto al analizar cifras.

Fuente: NoticiasNet

martes, diciembre 15, 2015

Reflexiones y propuestas desde el sector salud para contribuir con el triunfo en la guerra económica y de cuarta generación que vive el país



Nosotros, militantes socialistas, bolivarianos y chavistas de la salud colectiva, el buen vivir y  la medicina social, vinculados a la gestión en salud  desde diferentes espacios de gobierno, académicos  y comunitarios, queremos hacer unas breves reflexiones y unas propuestas concretas que estimamos sean tomadas en cuenta en el análisis  por los altos decisores del Gobierno Bolivariano,  los Delegados y Delegadas del PSUV y el Gran Polo Patriótico y las autoridades de salud que se designen en los próximos días.
La Guerra Económica y de Cuarta Generación y su relación con  la salud.
Uno de los aspectos fundamentales de la guerra económica contra nuestra población ha sido el desabastecimientos de insumos básicos relacionados con la salud y el pleno goce de los derechos sociales del pueblo; la dificultad para acceder a artículos de higiene personal como papel higiénico, jabón de baño y de lavar ropa, champú, toallas sanitarias, preservativos,
pastillas anticonceptivas y otros mecanismos para evitar embarazos, pañales desechables para niños y adultos entre otros; aunado al desabastecimiento en medicamentos e insumos médicos de uso  frecuente (analgésicos, antipiréticos, antidiarreicos,  fórmulas lácteas especiales, antihipertensivos, antidiabéticos, antiasmáticos) como los de enfermedades más complejas (antibióticos, esteroides, hormonas, material quirúrgico para hemodinamia y otros procedimientos especiales) y los de enfermedades catastróficas( tratamientos contra el cáncer, la insuficiencia renal, enfermedades raras o de baja prevalencia) ,  hizo que en prácticamente todas las familias venezolanas  ocurriera durante el 2015 al menos una situación de emergencia, de necesidad urgente de alguno de estos productos que ocasionó una sensación de desespero, desamparo, impotencia y falta de gobierno que fue muy bien dirigido y aprovechado  por los artífices de la guerra y ejecutado por sus lacayos nacionales. Ante esta situación debemos reconocer que la respuesta gubernamental no fue suficiente, a pesar de los esfuerzos que sabemos se hicieron (cierre de fronteras, comisos varios, compras internacionales, adquisición a través de convenios con países hermanos, entre otras), no se ha podido  resolver esta situación, estos productos siguen escasos. Esta parte de la guerra fue dirigida a la población más vulnerable, niños, niñas y adolescentes, adultos  y adultas mayores con enfermedades y a la figura que históricamente se encarga del cuidado de la familia, la mujer venezolana.

Desde las dependencias públicas de salud (MPPS, IVSS, IPASME, Sanidad Militar, PDVSA) y los encargados de las compras internacionales (CENCOEX, CORPOVEX), ya que la mayoría de estos productos son importados y los que se producen en el país requieren principios activos o componentes importados, no hubo la coordinación requerida para definir las prioridades, que es lo que se debe comprar, con que urgencia y en qué cantidades, tampoco ha existido una adecuada coordinación para agilizar los mecanismos de ingreso al país, nacionalización y distribución de los productos por toda la red pública y privada para que estuviese accesible a la población. Muchas veces escuchamos respuestas no oficiales que decían que el problema es que no hay divisas…, aunque reconocemos que efectivamente hay un problema serio de flujo de divisas producto de la caída abrupta de los precios del petróleo (parte fundamental de la guerra económica), no podemos entender que existan divisas para la compra de licores importados de todo tipo, de pinos naturales y otros productos no prioritarios y no tengamos divisas para insumos de salud…
Otro elemento fundamental vinculado al sector salud, ya no como consecuencia de la guerra económica, sino como parte de arsenal de guerra que tenemos desde la revolución en el sector salud y que no hemos sabido  aprovechar, es la presencia masiva de médicos y médicas integrales comunitarias (MICs), enfermeros y enfermeras y otros profesionales y  técnicos bolivarianos que se han formado en revolución, los comités de salud existentes y la red nacional de establecimientos de salud. Prácticamente en todos los rincones del país hay un consultorio popular de barrio adentro o una base de misiones, en ellos hay médicos y enfermeras comprometidos con la revolución (con sus excepciones)  con comunidades organizadas a su alrededor donde hacen vida uno o varios consejos comunales y sus comités de salud. Estos médicos, enfermeras y comunidades organizadas, preparadas para la atención integral a nivel comunal, están permanentemente pidiendo lineamientos políticos de las instituciones públicas de salud y la respuesta en muchos casos ha sido el cuestionamiento de su calidad académica y el cierre de oportunidades para participar en la toma de decisiones, al extremo que en algunos centros del MPPS y el IVSS prohíben la presencia de MICs y de comités de salud o de contraloría social, o les dificultan la asistencia a actividades políticas.
Vinculado al punto anterior, otro aspecto importante desde el sector salud es la poca claridad, formación política y afinidad  con la revolución  de muchos directores y directoras de este sector. Si bien es cierto que para dirigir adecuadamente un centro de salud  no es necesaria la afinidad política, esto se hace indispensable en momentos de guerra como el que vivimos, nadie es apolítico, como suelen decir estos funcionarios, sus afinidades y convicciones en lo político se reflejan en sus acciones cotidianas, si los directores no creen en el socialismo,  en la salud como derecho social fundamental, responsabilidad del estado, de acceso universal y gratuito,  que no puede ser privatizada, en la creación del Sistema Público Nacional de Salud, y por el contrario están convencidos que la mejor opción es volver al pasado, entonces sus acciones aunque sean técnicamente correctas, empujan la gestión hacia el lado contrario, el personal de confianza que seleccionan tendrá su mismo perfil y en una contingencia social y política seguramente develarán sus verdaderas afinidades políticas. En muchas direcciones del sector salud se celebró el triunfo de la oposición en las elecciones parlamentarias, aunque muchos de estos directores estuvieron en algún lista del 1 por 10 y  asistieron por compromiso al cierre de campaña del GPP…
Otro elemento fundamental en este análisis es el fraccionamiento, dispersión y desarticulación que a 17 años de revolución persiste en el sector salud, multiplicidad de entes prestadores públicos de servicios de salud que trabajan en forma poco coordinada, persistencia de la descentralización en la salud que se inició en la década de los 90  y que mantiene a 15 entidades regionales con autonomía en salud, develan la poca gobernabilidad que hay en el sector y son parte de la explicación de la ineficacia e ineficiencia en la implementación de las políticas de salud y las dificultades en la consolidación del Sistema Público Nacional de Salud (SPNS).
Los intereses del complejo médico industrial con todos sus recursos financieros y campañas mediáticas y las ineficiencias persistentes en el sector público, han reforzado en el imaginario colectivo que la solución es la atención individual en el sistema privado de salud, los y las trabajadoras del sector público, cerca de 2 millones y medio de personas y sus núcleos familiares, con los que el número se acerca a 10 millones,  están amparados por pólizas privadas de salud, las llamadas HCM y defienden esto como una conquista laboral irrenunciable, hoy se estima que el Estado venezolano invierte más recursos en mantener la atención en el sector privado para este grupo que lo que invierte en atender a toda la población el sector público de salud. Este es uno de los factores que más atenta contra la creación y fortalecimiento del SPNS.
Algunas recomendaciones para el Alto Gobierno y las autoridades de salud
En primer lugar debe haber un pronunciamiento contundente del Alto Gobierno y la Asamblea de Delegadas y Delegados del PSUV y demás organizaciones el Gran Polo Patriótico, en relación con el compromiso real y la voluntad política para la creación y consolidación del SPNS tal como lo establece la CRBV, la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social y el Plan de la Patria, legado de nuestro Comandante eterno Hugo Chávez.
Es indispensable que la nueva ministra o ministro de salud tenga comunicación directa y periódica con el  Alto Gobierno, Presidente, Vicepresidente Ejecutivo, Vicepresidencia del Área Social; las políticas y acciones de salud deben estar en consonancia directa con las nacionales y deben ser comunicadas y compartidas.
Igualmente debe haber una nueva dinámica de comunicación entre el Gobierno y el Partido y entre el Gobierno y las Comunidades Organizadas, Consejos Comunales, Comunas, Consejos de Trabajadores, Sindicatos, deben existir espacios permanentes de comunicación y participación efectiva con el Partido, con los Trabajadores y Trabajadoras Organizadas y con las Comunidades Organizadas. Es importante hablar con claridad y honestidad, cuando se entrega una obra o se inicia la prestación de un servicio, el mismo debe ser real y sostenible,  los potes de humo y los inventos le han hecho mucho daño a la revolución.
Los equipos de trabajo de las nuevas autoridades de salud deben ser funcionarios y funcionarias de comprobada solidez técnica, política y ética, debemos dejar atrás el compadrazgo y el nepotismo a la hora de designar los cargos de dirección, estamos convencidos que tenemos suficientes cuadros con estas características en todos los estados. Así mismo creemos importante que superemos la designación de superfuncionarios, es decir un mismo director o directora con 2,3, 4 y hasta 5 cargos diferentes en forma simultánea, con seguridad va a fallar en más  de uno, o en todos, por más eficiente que sea.
No se debe caer en el error de comenzar de cero, reinventar la rueda, ya la revolución ha generado los lineamientos políticos generales contenidos en la Constitución y las Leyes, particularmente el Plan de la Patria y estos se han llevado a planes concretos como el Plan Nacional de Salud, ampliamente discutido y avalado por todos los sectores de salud en el 2014 y 2015. Sugerimos partir de lo ya  trabajado, luego incorporar y cambiar lo que se considere necesario según la dinámica del país.
Consideramos que se debe reimpulsar el Estado Mayor de Salud como instancia de integración de los diferentes prestadores de servicios de salud a nivel nacional y estadal y de discusión, seguimiento y control de las políticas y programas de salud.
Es necesario fortalecer los mecanismos de Control y Seguimiento de la Gestión, tanto por las propias instituciones como por parte del Partido, los Trabajadores y las Comunidades Organizadas.
Dentro de los avances y logros de la revolución en salud, algunos de los aspectos que están particularmente en riesgo con la nueva composición de la Asamblea Nacional son Barrio Adentro, el Convenio Cuba Venezuela y el Plan de Formación de Profesionales y Técnicos de la Salud, especialmente  el programa de Medicina Integral Comunitaria. Esto indica que se deben revisar, fortalecer y blindar estas políticas, que además tienen muy buena aceptación en el pueblo en general, no solamente el chavista. Corregir lo que se tenga que corregir y fortalecer lo que se tenga que fortalecer.
Dentro de los aspectos contenidos en el Plan Nacional de Salud, debemos destacar la necesidad de priorizar las siguientes políticas:
        Consolidar la Rectoría Pública de Salud en manos del MPPS, su carácter regulador, las bases legales y su conducción estratégica.
        Iniciar la Integración funcional progresiva y en red de todos los prestadores públicos de salud, bajo la coordinación inicial del MPPS y los Estados Mayores de Salud de cada Estado.
        Establecer una nueva Organización del Sistema Público Nacional de Salud, que incluya la participación activa y protagónica del poder popular organizado en todos los espacios, una nueva Clasificación de Establecimientos de Salud única para todo el sector público, el  fortalecimiento de Barrio Adentro, la consolidación de las Redes Integradas de Salud,  tomando como base las Áreas de Salud Integral Comunitaria(ASIC).
        Garantizar el financiamiento público del sistema de salud, administrado por el Estado, solidario, progresivo, integrado; que responda a las prioridades sanitarias y se distribuya con equidad en función de los proyectos; con la participación vinculante del poder popular.
        Desarrollo de una Red de Hospitales que forme parte de la red integrada de salud, con un plan maestro, colectivos de dirección, vinculada a protocolos de atención de pacientes, protocolos de distribución de insumos y medicamentos con un sistema de mantenimiento de equipos, instalaciones e infraestructura, acorde al nivel de complejidad
    Garantizar el derecho a la salud y el  buen vivir  a las  personas  con discapacidad, población indígena y en pobreza extrema
    Promoción, conservación y atención del medio ambiente: saneamiento ambiental, calidad del  agua, control de vectores, disposición de residuos sólidos urbanos y residuos peligrosos del sector salud.
     Desarrollo de Programas y Proyectos en Prevención y Atención específica para las principales causas de morbimortalidad transversalizados por  género, ciclo de vida, etnia y territorio social: Mortalidad Infantil, Mortalidad Materna, Violencia, Adicciones, Accidentes, Embarazos en Adolescentes, Enfermedades Inmunoprevenibles, Cardiovasculares, Cerebrovasculares, HTA, Cáncer, VIH, Diabetes
      Fortalecer la formación y capacitación de trabajadores y trabajadoras de la salud en áreas críticas y estratégicas requeridas para y por el Sistema Público Nacional de Salud, que  respondan a las necesidades de atención y servicios de la población. Fortalecer el programa de formación de Medicina Integral Comunitaria y consolidar la creación de la Universidad de Ciencias de la Salud. Plan para minimizar la fuga de talento humano en salud.
    Coordinación con todos los entes prestadores públicos de salud para unificar la adquisición de medicamentos y otros insumos para la salud en base al consumo y necesidades reales de la población, con base en los protocolos de diagnóstico y tratamiento consensuados.
     Coordinación y agilización de la cadena de distribución y almacenamiento de los insumos para la salud desde su llegada al puerto o aeropuerto, o la salida de la fábrica nacional, hasta su almacenamiento en los centros de salud y entrega oportuna a los usuarios.
        Consolidación de la capacidad soberana e independencia científica y tecnológica para producir y garantizar los medicamentos, insumos y equipos para la salud.
     Promover el fortalecimiento de Instancias del Poder Popular y su articulación en el Sistema de Agregación Comunal, para la garantía del derecho a la salud mediante la legítima gestión obediencial  del Sistema Público Nacional de Salud
    Impulsar la participación protagónica del Sistema de Agregación Comunal y sus instancias relacionadas con la salud, en la contraloría, cogestión y autogestión, de la promoción integral de la salud.

De estas políticas contenidas y desarrolladas  en el Plan Nacional de Salud se debe trabajar con urgencia en el inicio de la nueva gestión en salud en las relacionadas con:

1.     Organización del SPNS a partir de Barrio Adentro y las Áreas de Salud Integral Comunitaria
2.     Participación activa y protagónica del poder popular y  los trabajadores y trabajadoras de las salud
3.     Fortalecimiento de las Redes Integradas de Salud, red de atención comunal, red de atención ambulatoria especializada, red de hospitales y red de emergencias, con todos sus establecimientos de salud.
4.     Fabricación, adquisición y distribución  de Insumos para la salud
5.     Formación de profesionales u técnicos de la salud según necesidades reales de la población y el SPNS


Colectivo Bolivariano Socialista de la Salud por la Vida y el Buen Vivir

domingo, diciembre 13, 2015

Una epidemia de sida está diezmando a los warao

Realmente fuerte. Es como una bofetada. Hace años hice una contraofensiva contra unos expertos que habían denunciado esta situación en la región del Delta Amacuro. Ellos simplemente llamaban a las autoridades de salud y entes responsables a investigar una enfermedad que estaba ocasionando unas muertes muy raras. Vale decir, atípicas, no se parecía a nada conocido. Para ese momento se había creado el Plan Delta quienes habían hecho un diagnóstico de salud de la zona.
Parece ser que la forma como el HIV-Sida se manifiesta de una manera diferente debido a la ignoracia sobre la enfermedad, ya que se presenta de muy variadas maneras.
Este artículo refiere algunos puntos.
El día que monseñor Felipe González le pidió a los habitantes de San Francisco de Guayo –un poblado indígena localizado en el Delta del Orinoco, al extremo nororiental de Venezuela– que describieran lo que la gente sentía antes de morir, todos comenzaron a nombrar: diaraya (fiebre), sojo (diarrea), botukataya (pérdida de peso), botobotoya (debilidad), ataearakateobo (mareos). Ninguno mencionó la enfermedad que engloba todos esos síntomas. “Señores ustedes están muriendo de sida”, sentenció el sacerdote.
Luis José Rodríguez, médico de la zona, ha tenido que dar explicaciones similares a las del sacerdote. Los indígenas warao solo advierten la fulminante presencia de la enfermedad cuando el cuerpo comienza a descomponerse.
San Francisco de Guayo fue una de las ocho comunidades –las otras fueron Jobure de Guayo, Isla de Jobure, Jobotoboto, Ibute, Usidu, Guayo, Jeukubaka, Ibuiruina– donde a finales de 2011, el doctor Julián Villalba y otros investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y el Instituto de Biomedicina de la Universidad Central de Venezuela elaboraron el estudio HIV-1 Epidemic in warao amerindians from Venezuela: spatial phylodynamics and epidemiological patters (2013), que arrojó como resultado que 55 indígenas tenían el Virus de Inmunodeficiencia Humana.
Los especialistas se alarmaron porque 9,55% de los habitantes de ocho comunidades estudiadas habían contraído el virus. La más alta prevalencia en el mundo corresponde hasta ahora a una región lejana: el África subsahariana, con 5% de su población.
El análisis genético del genoma del virus sugería, además, que la epidemia de VIH en las comunidades warao se duplicaría cada 10 meses. La prevalencia del virus fue más significativa en los hombres (15,6 %) en comparación con las mujeres (2,6%), todos en edades comprendidas entre los 18 y 30 años. Y la comunidad más afectada fue Usidu (21,6% seropositividad).
Este trabajo fue presentado en reuniones con las viceministras de salud Miriam Morales y Claudia Morón, en 2012 y 2014, respectivamente. De estas autoridades sanitarias solamente Claudia Morón continúa como viceministra de Redes de Salud Colectiva. En aquel momento las funcionarias aseguraron que tomarían medidas, que una parte de la institución ya conocía el problema, y que debían planificar una investigación de campo. En 2015 algunos especialistas de estos estudios y antropólogos de otra investigación Estudio de VIH en poblaciones warao. Determinantes sociales (Fundacredesa), que aún no se ha publicado, también se reunieron con representantes de la Defensoría del Pueblo para plantearles la situación. Solo se sabe que luego de esto viajaron a Tucupita, se reunieron con autoridades y realizaron talleres con líderes comunitarios.
Los análisis filodinámicos sugieren que el virus se introdujo en poblaciones warao a principios del año 2000. Luego de atravesar su fase inicial de crecimiento lento, alcanzó San Francisco de Guayo y Jeukubaka alrededor de 2005. Hace diez años que comenzó su fase de crecimiento exponencial de expansión.

Todo el artículo en: Armando Info
Otra fuente: Ministerio de salud oculta epidemia de sida que está diezmando a los waraos (Mundo Oriental).
Otra: Un pueblo abandonado a su suerte
 

El Janoko flotante: Comunidades Warao de Delta Amacuro reciben atención médica integral

No sabemos si el Ministerio para Pueblos Indígenas recibió asesoramiento para esta iniciativa porque la nota de AVN Info no la menciona.
Comunidades indígenas de la etnia warao, que habitan en el bajo delta del Río Orinoco, estado Delta Amacuro, cuentan con atención médica y asistencial a través del proyecto que activó el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, llamado "Janoko Flotante".
Se trata de un moderno hospital flotante que recorrerá los sectores priorizados por la cartera indígena en la entidad. La embarcación, de 300 toneladas, alberga salas de odontología, ginecología, laboratorio, consultorio, farmacia y seis camarotes, a cargo del personal de la Misión Barrio Adentro, refiere una nota de prensa del Ministerio.
el Janoko Flotante recorrió desde las comunidades de Coporito y Curiapo, en el municipio Antonio Díaz, hasta Cangrejito, "donde además de brindar atención en medicina general y odontología, se hizo entrega de módulos de alimentación, kits de cocina, ropa para niños y niñas, kits escolares, kits de costura y juguetes para comenzar la Navidad".

Fuente: AVN. (No hay fotos)

Lila Downs: Guerra contra la muerte materna por hemorragia

Ya me parecía extraño que Lila Downs, cantante mexicana, figura internacional, originaria de Oaxaca, no se pronunciara o se preocupara por el alto ruido que hacen las noticias de esa región sobre las muertes maternas o los partos que ocurren frente a las clínicas y los hospitales.
Conversando con expertos interculturales de ese hermoso país, conocedores de esa realidad, refieren que una de las causas de ese fenómeno tiene que ver con la escasa formación intercultural que tienen los médicos nuevos en las poblaciones indígenas.
La cantante mexicana Lila Downs lanzó en Ciudad de México una campaña para prevenir y disminuir las muertes maternas por hemorragia en América Latina, una iniciativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).La campaña busca realizar una “traducción de dos mundos (...). El doctor, la medicina occidental y alópata, con el mundo de la tradición, la medicina tradicional que se acostumbra en muchos países de Latinoamérica y Norteamérica”.
Más de 5.500 mujeres mueren al año en Latinoamérica y el Caribe por complicaciones del embarazo y parto y una de cada cinco de estas muertes ocurre por hemorragia, según cifras de la ONU.
La campaña busca capacitar a trabajadores de la salud –incluso a parteras tradicionales– y ampliar el acceso a los servicios médicos entre comunidades de bajos recursos.

Fuente: El Universo

Bauxilum brinda asistencia médica a comunidades indígenas de Los Pijiguaos

¿Habrá alguna otra manera de dar a los pueblos indígenas el lugar que se merecen como ciudadanos? ¿Habrá otra forma de hacer política que no sean las jornadas que sólo visibilizan a la gente en un momento del tiempo determinado y luego se desvanece?
Una empresa nacional, que genera altos dividendos, atiende los cordones de miseria que existen a su alrededor. No hay cambio desde la IV República. Aún subsistente sitios así por todo el país y por todo el contienente. Con todo y que hay leyes y un ministerio para ello.
Dejo la pregunta en el aire.

Bauxilum a través de la gestión del presidente, José China, brindó asistencia médica a las comunidades indígenas de Las Bateas y Punta Brava, asiento de los pueblos Eñepá y Houttöja, respectivamente, en Los Pijiguaos.
El operativo de salud benefició a un total de 128 personas que se atendieron en consultas de medicina general y pediatría, realizándose además 30 extracciones de piezas dentales, 30 consultas para pacientes con pediculosis y 4 evaluaciones obstétricas. Tras ser examinados por los especialistas, los pacientes recibieron gratuitamente medicinas indicadas.
La jornada médica fue posible gracias al trabajo realizado por el equipo médico de Bauxilum Mina, el Instituto de Salud Pública (ISP), Misión Barrio Adentro, la Coordinación de Desarrollo Social Bauxita, enfermeros, personal voluntario y miliciano.

Fuente: El Diario de Guayana

Colombia: Los retos de la salud indígena

Interesante artículo que publica El Espectador. Se hace un análisis de cómo se requiere articular esfuerzos para una mejora en la salud de los pueblos indígenas.
Uno de los grupos más afectados por estas enfermedades (malaria, dengue, sida, paludismo y tuberculosis) son los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. De hecho, los koguis llegaron a ocupar la primera posición de enfermos por tuberculosis en el mundo.
Por eso comenzaron a pensar en un tratamiento que estuviera en sintonía con sus creencias. Pero esa no era una tarea fácil porque “empezamos a tradicionalizar lo occidental y a crear confusiones”, aseguró el médico Juan Carlos Dib, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Tropical y profesor de la Universidad del Magdalena.
Dib recorrió por primera vez la Sierra en 1997 tratando de concertar un modelo intercultural y de capacitación en salud para los indígenas (promotores de salud). En ese lugar habitan 90.000 indígenas, entre koguis, arhuacos, wiwas y kankuamos. Todos ellos con concepciones de las enfermedades muy distintas a las científicas. Todos ellos reunidos bajo el primer modelo de salud intercultural de Colombia.
“Nosotros entendemos la salud como el bien con nuestro territorio. La sierra también tiene vértebras, que son las rocas; venas, que son los ríos; corazón, que es la montaña”, aseguró Torres, de la IPS indígena. En eso coincidió el mamo kogui Damián Escribano, quien sostuvo que “todas las tierras y cultivos deben ser purificados espiritualmente. Ese es un paso clave para prevenir la enfermedad”.
Vangelio Gil, mamo de la etnia wiwa, mencionó las dificultades al acoplar ambos modelos. Por ejemplo, la infraestructura en salud debe hacerse en las partes bajas de la Sierra, porque en las zonas medias y altas no se permiten construcciones occidentales. De ahí viene la creación de la casa de paso (casas de hospedaje, como se les llama en otros sitios). Un lugar de recuperación para los indígenas que salen de alguna cirugía y deben volver a la Sierra, donde, muchas veces, los esperan dos días de camino.
Con eso cerró el doctor Dib, pues hay que replantear el sistema y acomodarse a las necesidades que ellos tengan, no al revés: “Estas son enfermedades de los más pobres; debemos hacer ciencia para los más pobres”.

Fuente: El Espectador

Se realizó II Congreso Nacional de Salud Indígena en Bolívar

En octubre se ralizó el II Congreso de Salud Indígena en el estado Bolívar, en La Gran Sabana, con la participación de directivos del Ministerio de Salud, facilitadores interculturales e invitados internacionales. El tema medular fue la Medicina Tradicional "Diálogo de Saberes".
Por Venezuela los expositores fueron Erick Gutiérrez, defensor indígena de la Defensoría del Pueblo; y Dorila Echeto, wayuu especialista en plantas medicinales, quien además efectuó un ritual de bienvenida y prosperidad al iniciar el encuentro. Igualmente, asistieron José Patete, médico tradicional Kariña, y Jacinto Shape, médico tradicional Yukpa.
Los ponentes internacionales fueron Alfredo Paulo, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México; Jesús Gómez, jefe de Medicina Tradicional Sedes Cochabamba, Bolivia; Mario Tavera, asesor del Ministerio de Salud Perú en materia de Pueblos Indígenas; y se contó con la presencia de José Martí Uriana, vicecónsul de Brasil.
Las ponencias estuvieron enfocadas en dar a conocer los procesos ancestrales de la concepción salud – enfermedad de los pueblos indígenas, intercambiar información sobre la situación actual de la medicina tradicional y comentar experiencias de atención desde cada país participante.

Fuente: Correo del Caroní

Archivo del Blog