jueves, marzo 27, 2008

Subnutrición de niños indígenas es consecuencia de la falta de tierras

Entre otras variables, esta máxima se repite en una y otra parte de Latinoamérica. En Venezuela se vive en varios pueblos indígenas. El más emblemático es el pueblo pumé, quienes han sido despojados de sus tierras por los terratenientes latifundistas y son quienes registran el más alto grado de desnutrición en el país. Incluso se contabilizan muertes infantiles. Los pueblos indígenas están muy unidos a su tierra, su forma de vida, usos y costumbres y una consecuencia directa de la pérdida de ese arraigo son las enfermedades. Se altera el mundo espiritual, la organización familiar se desbarata, se llega a prácticas humanamente negativas, como el alcoholismo, la drogadicción y la prostitución. Si quieres matar indios, quítales la tierra. Es lo que ha hecho nuestros predecesores.

Tomado de: Adital.

Archivo del Blog