viernes, marzo 18, 2011

Feliz día para el niño y la niña indígena

Sólo deseamos lo mejor para ellos y ellas. Esta efemérides se comenzó a celebrar en el antiguo municipio Páez, ahora Guajira. Ahora se celebra en todo el país. La deuda para su abuelos y padres aún no está saldada, menos aún para ellos. Como no tienen tierra, son mendigos, son indigentes. Que haya indigentes adultos, es algo difícil de controlar para cualquier nación. Pero que sean niños e indígenas es sumamente doloroso y sensible. No tienen tierra, les dan techos de cinc. Les han quitado el orgullo y les dan epítetos como mendigo, servidumbre, adorno o disfraz. Démosle el mejor regalo: démosle lo que le quitamos. La deuda no ha sido saldada.


Archivo del Blog