martes, octubre 26, 2010

Pueblo yanomami en epidemia (1)

Recogiendo los testimonios de agentes de salud yanomami en atención primaria en salud (ACYAPS) lamentamos mucho informar acerca de el deceso de aproximadamente 51 hermanos y hermanas yanomami. El primer alerta se dio el 31 de julio desde Koyowe en un mensaje de radio acerca de unos casos de malaria en Maiyotheri. Se pudo realizar un sobrevuelo a las regiones Maiyotheri, Awakau y Pooshiteri sin posibilidad de aterrizaje. Posterior a ello fue cuesta arriba poder contar con el apoyo de la Fuerza Aérea y organismos competentes para poder investigar el brote. A ello sumamos la caída de un helicóptero en Apure, la cual se argumentó como impedimento para hacer nuevos abordajes a las zonas. Posteriormente, el 20 de septiembre se conoció y se informó sobre la muerte de 8 niños y 5 adultos de Maiyotheri. De Awakau llegó la noticia de que habían fallecido 20 niños y había varios enfermos. No contaban con suficientes medicamentos para tratar la población. Un equipo técnico (no había médico disponible) conformado para la penetración pudo llegar a Maiyotheri desde Parima y retornaron el 20 de octubre con la noticia de 51 personas fallecidas (25 en Maiyotheri, 18 en Awakau y 8 en Pooshiteri). Describieron un cuadro consistente en fiebre, vómitos, diarrea e ictericia. 48 personas estaban aún sintomáticas, pero no se pudo tratar a todas. Las láminas que trajeron (evaluadas en el CAICET) reportaban alta positividad de malaria en un 85%, mayormente mixtas, pero con detección de falciparum en un 50% (malaria grave).
Los helicópteros que llegan a Puerto Ayacucho refieren que les niegan órdenes de Caracas de sobrevolar las zonas.
En vista de nuevas presiones se pudo conseguir una nave, la cual partió el 23 de octubre y estamos a la espera de noticias.
Aparte de toda esta lamentable noticia, sumamos a ello el hecho de que, entre los fallecidos se cuentan dos shapori (2 médicos tradicionales) quienes son el soporte espiritual de eel pueblo yanomami. Ante tanta mortandad, los yanomamis no han podido realizar los rituales de incineración que siempre llevan a cabo y se vieron forzados a abandonar el shapono y dejar los cuerpos.
Se sabe de buena fuente que no se dio el alerta al nivel central cuando se reportó el inicio del brote en julio. Igualmente, se habla del mismo como un “rumor”.


Archivo del Blog