sábado, diciembre 09, 2006

De Primera

Antes no nos contaban porque no teníamos cédula, ese pequeños papelito con imagen que no permitía contarnos entre los demás. No podíamos acceder a los programas del gobierno porque, prácticamente, no existíamos. Nos recordaban sólo un día al año cuando éramos objeto de circo (me refiero al 12 de octubre) y nos hablaban de "raza", como si fuéramos animales. No existíamos en la constitución. No venían a vacunarnos y, los que lo hacían, era para probar una nueva que terminaba matándonos a unos cuantos. Ahora, no sólo tenemos un capítulo completo en la constitución que hemos ganado a pulso, sino también una ley orgánica que nos permite INCLUIRNOS en cada uno de los espacios de la política y la toma de decisiones. Ahora somos de primera.

Archivo del Blog