domingo, enero 23, 2011

Salud y pueblos indígenas: dos grandes ausentes de la memoria y cuenta

Tal parece que la Misión Barrio Adentro, punta de lanza en cuanto a salud de nuestra revolución bolivariana, se estancó en avances una vez que sale el ministro Armada. A partir de allí no se han generado verdaderamente cambios en el país. Y eso lo demuestra la memoria y cuenta que entregó el presidente en pasada fecha.
Analizando el texto en cuestión y utilizando el buscador en el PDF, vemos treinta (30) veces la palabra salud. La palabra aparece en su gran mayoría para saludar. Cuando vemos verdaderamente el tema salud, escasamente habla en uno, a lo sumo, dos párrafos. Y de eso se aprovechó la oposición completamente.
En materia de pueblos indígenas, sólo aparece la palabra indígena dos veces, una para saludar y la otra para hablar de un proyecto energético en la Sierra de Perijá.
No queremos hacer conjeturas sobre ello, pero la gente lo siente y lo palpa, día a día. La salud no puede quedarse en el número de consultas generadas en los diferentes establecimientos de salud de la red Barrio Adentro. Se requiere que la gente, cuando vaya a un hospital, sienta que el gobierno esté allí presente, no la indolencia y la indiferencia.
En materia de pueblos indígenas, no sólo está detenida la creación de más SAOI o fortalecimiento de los mismos, sino que dichos servicios, que tienen rango de decreto por el ejecutivo, están siendo desmantelados. Las nóminas de facilitadores y defensores de salud se están reduciendo y hay despidos, aún cuando el presidente decretó inamovilidad laboral. No se giran directrices desde el nivel central y hay poca comunicación bidireccional con las regiones. Es como si la velocidad la dictaran las leyes de la inercia.
La pauta para este año es la descentralización de los servicios (tarea pendiente), pero ojalá que no se maneje simplemente con que “te entrego los SAOI” sin partida económica de por medio. La manera correcta es transferir las partidas correspondientes para gastos de mantenimiento y pago de personal. Así los hospitales tendrán como hacer continuidad y crecimiento de los mismos y no será una sobrecarga en el presupuesto.
Deseamos lo mejor para los SAOI este año, año en que apostamos a que los pueblos indígenas se empoderen de ellos y los fortalezcan.

Archivo del Blog