viernes, julio 18, 2008

Los hacendados siguen arremetiendo contra los yukpas

En un artículo publicado en Venezuela Indymedia está el relato de Guillermina y Zenaida Romero, hijas del cacique Sabino Romero, del cual ya Aporrea ha informado cómo ha sido torturado en la defensa de las tierras de este pueblo indígena de la Sierra de Perijá, estado Zulia. No deja de asombrarnos cómo siguen ocurriendo estos hechos anacrónicos, racistas y profundamente denigrantes para la condición humana. 
Debemos reiterar que la salud en los pueblos originarios, así como la persona común, está en relación con su medio ambiente, con su hábitat. En el caso de los indígenas, su relación con la tierra, su cosmovisión, es parte de su equilibrio universal. Despojarlos de la tierra, es quitarles su unión cósmica con el universo. De ahí vienen las enfermedades, la pobreza, la mendicidad, el hambre y la desnutrición. 

Archivo del Blog