miércoles, febrero 27, 2008

No debe dársele dinero a los indígenas en la calle

Este es el título de una reseña en la que una funcionaria del Instituto Autónomo Indígena del Estado Bolívar habla de la gestión que viene emprendiendo el organismo en la región. Esta entidad es la segunda en diversidad de pueblos indígenas en Venezuela, después de Amazonas. Entonces, vamos a aplicar una máxima a cada una de las notas que acá se publiquen: ¿Por qué?
¿Por qué hay mendicidad en el indígena? Siempre debemos buscar una razón para las cosas. Nos han inculcado que indígena es sinónimo de indigente y que, por tanto, es un mendigo. ¿Qué cosas han llevado a los indígenas a pedir en las calles? ¿Es que los organismos del Estado no están para atacar los problemas estructurales? Si vemos un indígena pidiendo, pues, lo recogemos y punto. No sabemos si tiene tierra, si fue despojado por algún terrateniente, si ha sido desplazado por los garimpeiros, los paramilitares, si el río que alimentaba su comunidad fue secado por alguna empresa o finca que lo desvío para su uso particular. No sabemos si una epidemia de algún virus o bacteria mortal arrasó con su familia, si algunos “agrosicarios” mataron a los suyos por la tierra. Como no los sabemos, sólo nos conformamos con pedirles a los amables transeúntes que no les den dinero a los indígenas en la calle. 
Para culminar, debemos decir que la mendicidad es una práctica heredada de la cultura occidental. 

Archivo del Blog