jueves, noviembre 29, 2007

Tejiendo Unidos

Éste era el eslógan de la Coordinación de Salud en el municipio Páez, seno de la cultura wayúu en Venezuela y con el cual se estimulaba a los médicos y se incentivaba el amor por la tierra y su gente. Ese mensaje aún está vigente, porque desde la Dirección Nacional de Salud Indígena, mediante un trabajo en colectivo, se hilan las políticas para transversalizarlas con el resto de las instituciones y programas que tienen que ver con los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela. Debemos seguir tejiendo unidos.

Archivo del Blog