martes, septiembre 04, 2012

Matanza yanomami: no se ha dicho la última palabra

El gobierno habló y la ministra habló: "no hay evidencia". Se le olvidó cómo funcionan las cosas en el mundo indígena, su mundo. Ahora los hermanos yanomami son fantasiosos.
Este es el segundo comunicado de las organizaciones indígenas de Amazonas (COIAM): ORPIA, la organización piaroa ((OIPUS), yekuana (KUYUNU), Río Negro (UCIABYRN), yabarana (OIYAPAM) y CONIVE (en la persona de Gregorio Mirabal).


SEGUNDO COMUNICADO DE LAS ORGANIZACIONES INDÍGENAS DEL ESTADO AMAZONAS
(COIAM)

Solicitamos que se continúe la investigación y que se llegue al lugar de los hechos.

En el día de 03 de Septiembre de 2012, nosotros, pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana, agrupados en la Coordinación de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM), HORONAMI ORGANIZACIÓN YANOMAMI y el Consejo Nacional Indio de Venezuela, reunidos en Puerto Ayacucho, queremos presentar el siguiente COMUNICADO sobre SUPUESTA MASACRE DE INDÍGENAS YANOMAMI en la comunidad IROTATHERI, Municipio Alto Orinoco, cometida por mineros ilegales provenientes de Brasil (garimpeiros):


1.- Reconocemos los esfuerzos de las instituciones del Estado venezolano y del Gobierno Nacional que se han trasladado hasta la zona, especialmente del Ministerio Público, la 52 Brigada del Ejército, el CICPC, La Defensoría del Pueblo, para realizar la investigación correspondiente y verificar la información recibida en Parima “B” sobre la presunta ocurrencia de una masacre de indígenas Yanomami en el shapono de Irotatheri en la zona del Alto Ocamo. Nuestras organizaciones han actuado sin responder a criterios políticos o de terceros ajenos a las luchas indígenas.

2.- Nos preocupa que a pesar de que la Comisión estuvo en la Comunidad de MOMOI el día 02 de septiembre de 2012, la comisión NO LLEGÓ AL SHAPONO DE IROTATHERI, lugar donde presuntamente habrían ocurrido los hechos en el mes de julio de 2012, razón por la cual no se puede decir que no se encontró evidencia alguna que demuestre la presunta masacre.
3.- Solicitamos que se CONTINÚE CON LA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS HECHOS
DENUNCIADOS HASTA LLEGAR A LA COMUNIDAD IROTATHERI, lo cual permitiría determinar con exactitud lo que sucedió y cuya información llegó a Parima “B” en presencia de varias instituciones, razón por la cual HORONAMI Organización Yanomami solicitó una investigación al Ministerio Público y pidió que los hechos denunciados fueran corroborados.
4.- Finalmente las organizaciones indígenas agrupadas en la COIAM, hacen votos por el respeto del derecho a VIDA y que las agresiones violentas contra el pueblo Yanomami por parte de los mineros ilegales provenientes de Brasil (garimpeiros), sean controladas de manera bilateral por ambos países.


HORONAMI ORGANIZACIÓN YANOMAMI
Organización Regional de Pueblos Indígenas de Amazonas (ORPIA)
Organización Indígena Piaroa Unidos del Sipapo (OIPUS)
Organización Ye´kuana del Alto Ventuari (KUYUNU)
Organización Indígena Jivi Kalievirrinae (OPIJKA)
Organización Mujeres Indígenas de Amazonas (OMIDA)
Asociación de Maestros Piaroa (Madoya Huarijja)
Organización Yekuana del Alto Orinoco (KUYUJANI Originario)
Organización Indígena de Río Negro (UCIABYRN)
Organización Piaroa de Manapiare,
Organización Yabarana del Parucito (OIYAPAM)
José Gregorio Díaz Mirabal, Vice-Coordinador CONIVE

Y es que, como bien lo dijo el artículo en El Nacional, comprobar los hechos en el shapono no es simplemente llamar al sitio. El artículo dice cosas como:

"firma que miembros de la comunidad Hokomawe, que se trasladaban a Irotatheri para una visita, encontraron el shabono quemado y los cadáveres en el suelo" ... "La cultura como excusa. Rasgos culturales de los yanomamis, junto a algunos prejuicios, estimulan la descalificación de tan grave suceso. Los indígenas solo cuentan hasta el número tres y el resto son "muchos". Es decir: que no habrá exactitud en cuanto a la cifra de asesinados, por lo que es aventurado asegurar que fueron 80. Sin embargo, calculan que esa es la cantidad que habitaba en el shabono y, según el relato, murió la mayoría" ... "Desde Parima B, que ya es lejos de Puerto Ayacucho, esperan cinco o seis días de camino por la selva hasta llegar a la zona donde ocurrió la tragedia. Ello sin contar que han transcurrido dos meses, y si los cuerpos no fueron cremados, pudieron ser devorados por animales". 

Entonces, comprobar si ocurrió tal hecho significa movilizarse. Ir a la Esmeralda, que ya es lejos, ir a Parima B, caminar varios días. En helicóptero, en ese "coliflor" que es la selva, no se puede ver nada. ¿Pero por qué se quiere "tapar" la cosa? Porque ésta sería una vergüenza aún mayor: lo de Haximú en la que tanto participó el Estado y en la que estuvo la actual ministra como acusadora, como defensora de los yanomami, quedaría en pañales ante la eventualidad de la tragedia. Brasil atacando a los garimpeiros en su lado. Éstos se vienen para este lado y hacen de las suyas. Se aprovechan de las circunstancias. Es preferible dejar que pase el tiempo, que la selva se trague la evidencia. A uno de los denunciantes lo tienen detenido, incomunicado (secuestrado) en Puerto Ayacucho. Como dice el hermano Marcial: "amanecerá y veremos".


Archivo del Blog