domingo, agosto 30, 2009

El Tejido wayúu según Nemesio Montiel

En el diario Panorama salió publicado, hoy domingo 30, este escrito de el antropólogo Nemesio Montiel Fernández, profesor emérito de la Universidad del Zulia, que reza:

Los wayuu que trasmiten los saberes y leyendas a través de las generaciones cuentan que un sitio de la Guajira, un joven cazador se encontró con una nuña huérfana, abandonada en plena sabana jugueteando con las hormigas. Condolido la llevó a su casa entregándola a sus hermanas para terminarla de criar y enseñarle los oficios femeninos. Las tres hermanas, desde un primer momento, la rechazaron asunto que hizo que él mismo se encargara de sus cuidados y socialización.


Cuando Irunuu-estrella fugaz así se llamaba el joven, salía a cazar, la niña era mal tratada e insultada. En una de sus noches de soledad se transformó en una bella doncella que sacaba de su boca los hilos con los cuales iba a tejerle a su protector chinchorros, cinturones y capoteras. Las hermanas al descubrir los tejidos le hicieron saber al hermano que eran sus obras y una sorpresa para él. Sin embargo, descubrió las cualidades mágicas de la niña quien luego castigó a las hermanas convirtiéndolas en murciélagos,


El hombre se enamoró de la mujer encantada quien le pidió conservar el secreto, asunto que no hizo y también fue castigado con el rechazo. Cuando quiso retenerla al tratar de abrazarla, le quedó en sus manos un jirón de telaraña. La bella princesa se había convertido en araña (Waleker) y desapareció entre las ramas de un cují rumbo a una serranía cercana.


Irunuu, emocionalmente afectado, al volver a su casa recogió los tejidos y los guardó para que las nuevas generaciones aprendieran el arte de tejer.


la leyenda es amplia y muy rica. Presentamos una síntesis para un artículo de prensa. El desaparecido escritor, Ramón Paz Ipuana, publicó una de las versiones más completas sobre la Leyenda de Waleker.

Archivo del Blog