domingo, agosto 21, 2011

La situación de Los Frailes

Recientemente ha aparecido en la prensa reseñas de la situación en Los Frailes, municipio Guajira, una región ubicada en la parroquia Elías Sánchez Rubio, cerca de Molinete. La población indígena que habita acá son descendientes de añúu, de aquellos que en otrora vivían en palafitos y que, por desviar los ríos los hacendados de las zonas, dejaron de alimentar estas lagunas donde vivían, se sedimentaron y se quedaron sin hogar. Ellos quedaron viviendo en los linderos de estas fincas a la buena de Dios. Esto explica porqué esta zona se inunda también.
En la época de Arias Cárdenas ya se conocía la situación de esa zona y se planteó, en su momento, realizar una especie de Misión Vivienda, que, aparentemente, dejó algunas obras. Era tan dramática la situación de desnutrición en Los Frailes que ello motivó a crear una Unidad de Recuperación Nutricional adscrita al Hospital de Sinamaica, en la gestión de la Dra. Helen Sánchez y la esposa del gobernador. Los casos eran captados, aparte de Los Frailes, de los sectores La Mentira, Youruna y La Candelaria. Las trabajadoras sociales del momento detectaron el problema socioeconómico que ocasionaba tales casos de desnutrición, entre ellos, no había modos de producción (desempleo), no tenían acceso a alimentación por ningún programa gubernamental, tampoco tenía formación educativa, no tenían acceso a la salud (el ambulatorio más cercano es el de Molinete y les queda a 4 horas caminando, poco menos de una en vehículo, ya que la vía es de pésima calidad) ni al agua potable. Igualmente, existía un fenómeno genético en el que los habitantes se casaban entre ellos, siendo familiares cercanos. En este punto no hubo profundización de los estudios. Se pensaba que ello producía ciertas "taras" genéticas que ocasionaban, sumado al factor desnutrición, retardo mental en varios de estos niños.
El problema venía después que el niño ingresaba, se alimentaba, se nutría (se "recuperaba") y luego tenía que volver a su entorno. Donde tenía que haber políticas sociales de más impacto para esta región. Los Frailes se caracteriza por ser de mucha importancia agropecuaria. Y, tal como sucede con los pumé, los indígenas viven en los límites de una finca con otra, sin tierra, sin madre. Pobreza extrema viviendo al lado de la riqueza. Estamos hablando de algo un trabajo que se estaba haciendo hace casi doce años. 


Cuando se presentó las dos epidemias de cólera, esta zona era una de las más difíciles en trabajar, por todas estas características. Y allí están. Son noticia otra vez, pero sólo nos quedamos con el asombro y la exclamación, pero de allí no pasa. Acá debe hacerse una labor de gobierno de profundidad, con sensibilidad. En estas cosas no se puede improvisar ni ofrecer paños de agua tibia. Se requiere soluciones estructurales. 

Enlaces:

Panorama (fotos)


Archivo del Blog